Debilidades que aprovechan los ladrones para robar

La seguridad de nuestros bienes es algo que no debemos descuidar en ningún momento, y por ello nos esforzamos en instalar los dispositivos de seguridad en nuestra casa o coche.

Esto también incluye que seamos previsivos, y tomemos las medidas de rigor ante la acechanza de los maleantes que desean apropiarse de nuestros bienes, así como tener en consideración los factores de riesgo presentes.

Sin embargo, muchos cerrajeros advierten que ya mayoría de los robos se deben a la falta de previsión que podamos tener para proteger nuestros bienes.

Seguro puedes preguntarte, ¿En serio debo prestar más atención a los robos? La respuesta es sí, sobre todo cuando vivimos en un país que todos los días es víctima de un método de robo distinto.

Además de eso, pregúntate por que los ladrones reinciden en robar tu casa o coche, cuando no es la primera vez que sucede. Entonces ciertamente es cuestión de falta de previsión.

Aprendiendo a pensar como los maleantes

Si ya has probado todo lo que crees que es necesario para impedir los robos, entonces no está demás que aprendas a pensar como lo hacen los ladrones cuando intentan saquear los bienes ajenos.

Existe una serie de esquemas mentales que debes seguir, a fin de que los hagas un hábito para prever cualquier amenaza que venga de parte de los malhechores.

  1. Verificar la iluminación de las partes externas de la casa. A los maleantes les es propicio una casa que cuente con poca iluminación para poder internarse en ellas y cometer fechorías.

  2. Cerciórate que no hayas dejado ninguna fuente de acceso descuidada. Los maleantes buscan llaves en las zonas externas de la casa, o si los mandos del garaje se dejaron descuidados, u otra cosa que facilite el acceso.

Las puertas mal cerradas también cuentan a la hora de verificar

  1. Revisa si existe alguna brecha en la que se pueda acceder a la casa. Las ventanas mal cerradas son una oportunidad de oro para los maleantes, así que mantenlas bien aseguradas

Pide a tu cerrajero que instale cerraduras para las ventanas o persianas blindadas, son las opciones ideales, aunque debes verificar dejarlas cerradas al salir de casa

  1. Dejar tu auto a la deriva puede propiciar robos. Si el vehículo no cuenta con dispositivos de seguridad que protejan contra robos, realmente se puede hacer muy poco.

Es por ello que muchas casas disponen de un garaje que reguarde apropiadamente el vehículo y otras pertenencias de valor.

  1. Mantente vigilante desde tu casa ante posibles intrusos. El que te encuentres alerta, es una medida disuasoria bastante efectiva para que los ladrones eviten entrar a casa.

  2. Evalúa junto a tus vecinos si la vigilancia es cómplice de robos. Las asambleas de vecinos tienen la misión de seleccionar el personal idóneo para la vigilancia de los conjuntos residenciales.

Ten en cuenta que los maleantes aprovechan cualquier descuido por parte de los dueños. Agrega resoluciones adicionales a estas, siempre y cuando ayuden a mantener a raya a los ladrones.